Inicio >

El coste futuro de las bombillas LED

Coste futuro de las bombillas LED

El uso de las bombillas LED ha aumentado a lo largo de las últimas dos décadas. En su primera aplicación era común que el LED se emplease como emisor de luz de baja intensidad con el propósito de que se consumiera sólo una pequeña cantidad de energía. Este uso de los LEDs se ha ido extendiendo y ha probado la habilidad de la tecnología para conseguir resultados muy fiables a largo plazo. Además de ello, los LEDs utilizan sólo una fracción mínima de consumo de energía eléctrica, lo que significa que se garantiza un mínimo absoluto en su consumo.

Fue la restricción de la intensidad en la iluminación LED lo que en principio frenaba su uso en otras aplicaciones. Pero a continuación, la inversión en los avances tecnológicos durante los siguientes 20 años significaron toda una revolución en el mundo las bombillas LED. Esta investigación dio unos resultados tremendamente beneficiosos. Ahora es factible producir LED de alta potencia lo que ha ampliado su consumo en el mercado. Las bombillas LED producen un nivel de luz similar a las bombillas pequeñas tradicionales. El reto al que aún se enfrentan es conseguir mejorar la capacidad de fabricar estos productos a un coste suficientemente bajo, para hacerlos económicamente viables.

Haciendo un estudio de los costes de las bombillas LED

Cuando las primeras bombillas LED llegaron al mercado, alrededor de 2008, era un producto de ahorro energético cuyo coste de fabricación era prohibitivamente alto. Entre el 2007 y el 2008, dichas bombillas fueron inicialmente producidas en prácticas como bombillas de bajo consumo de energía, pero cuyos costes eran muy altos. A modos de ejemplo, una bombilla de vela con tecnología LED típica de 3 vatios, su precio estaba por encima de los 25€. Dos años más tarde sería posible comprar dicho tipo de bombilla por debajo de los 13€.

Ahora, sabemos que las bombillas LED son extremadamente eficientes, de hecho, una bombilla LED de 3W emite el mismo nivel de luz en lúmenes que una bombilla incandescente de 25W. Esto significa que la tecnología LED ha reducido su consumo en un 90%, lo que conlleva una cantidad considerable de ahorro en su factura de la electricidad. Además, las bombillas LED duran 30 veces más que las bombillas estándar. Al realizar un cálculo sobre el ahorro por el uso de estas bombillas durante su vida útil, en lugar de las 30 bombillas estándar que se usarían, el ahorro será mayor de 130€. A pesar de que su precio inicial pudiera parecer más costoso.

Prediciendo el futuro coste de las bombillas LED

Con la ejecución de la tecnología de información (TI) se ha visto aumentado el rendimiento de los LEDs en un factor 2 cada 18 meses. Con el fin de producir el nivel de flujo luminoso de una bombillas incandescente de 100 vatios, se necesita una bombilla LED de 12 vatios. Este análisis nos da como resultado que se ha producido un aumento hasta 4 veces mayor usando la computación, dando frutos a los 6 años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *